10 jul. 2012

Siete canteranos iniciarán la pretemporada del 16 julio


El fútbol base blanquiazul está de enhorabuena, después de que el CD Alcoyano confirma en el mediodía de ayer que siete canteranos realizar la pretemporada con el primer equipo. 

Los elegidos son Raúl González, Salva Mora, Rafa Hernández y Lolo Ivars, del Alcoyano B, y Cristian Gregorio, Pablo Carbonell y Diego López del Juvenil A. Los siete deberán presentarse el próximo lunes 16 de julio en el campo municipal del Collao para comenzar la pretemporada. 

El club, por medio de su director deportivo Toni Torres, ha confirmado que Raúl González, Rafa Hernández y Lolo Ivars ocuparán plaza sub-23 en el Alcoyano, pero tendrán ficha B para poder jugar con el filial en caso de no ir convocados. Una de esas fichas sub-23 ya estaba en posesión del portero Adrián Murcia. De ese modo solo faltará completar dos de las seis fichas que obliga a tener la Federación Española de Fútbol.

Los siete se han ganado con muchos méritos esta oportunidad que surge tras una gran trayectoria individual y colectiva durante la temporada anterior. Si bien no deja de sorprender la llamada de Salva Mora, el central del filial, que pasó más de media temporada en el dique seco por continuadas lesiones. Toni Torres resuelve esta sorpresa y asegura que “es un jugador que ya está recuperado. Necesitamos dos centrales y Salva nos gusta mucho. Ni nos planteamos llamar a Miguel para que realizara la pretemporada con el primer equipo”.

En aspectos individuales. Raúl destacó el filial por su seguridad y madurez pese a ser su primer año amateur. Entrenó en numerosas ocasiones con David Porras y Luis César Sampedro. Salva Mora, el central de Ontinyent, aunque jugó de manera irregular por sus lesiones también tuvo la fortuna de entrenar con el primer equipo. Tanto esfuerzo le acabó pasando factura y se perdió la parte final del campeonato. A Rafa Hernández le sobran maneras para coger el timón del centro del campo blanquiazul, su llegada aportó al filial una marcha por encima del resto. Llegó a ser citado en una ocasión con el primer equipo pero no debutó en Elche. Tampoco lo hizo Lolo. Sus 14 goles, un físico increíble, jugó la primera vuelta como delantero y mediapunta y la segunda como centrocampista junto a Rafa. 

Los juveniles también tienen mucho que decir en esta pretemporada y podrían dar la sorpresa y quedarse con alguna de las fichas restantes. Cristian Gregorio, el segundo capitán, logra el premio a su trabajo. Su oportunidad debió llegar el año anterior pero una lesión de pubis le dejó fuera. Su año ha sido para enmarcar, el centro del campo respiraba junto a Antonio (Valencia) y Lucas (Real Madrid). Debutó con el filial. Pablo Carbonell lleva el gol en la sangre, marcó 16. Su uno contra uno y su fuerza son sus mejores armas. Diego López es el benjamín de los siete. Con 17 años ha cuajado un año espectacular, Alcoyano Juvenil A, filial y Selección Valenciana Sub-18. Sus grandes dotes individuales y nueve goles que han despertado el interés de muchos clubes por hacerse con sus servicios. Por ahora, se queda.